Originario de Manabí, Ecuador, Alfredo viajó de muy joven a Quito, donde se estableció. Ha trabajado en diversas áreas como son el cuidado de caballos y la mecánica automotriz.

Desde que Alfredo integró Barroquema, hace más de 13 años, como asistente de taller, su trabajo ha ido enriqueciéndose de saberes y conocimientos diversos. Dentro de la polivalencia que le caracteriza, poco a poco ha ido especializádonse en la preparación y tratamiento de materiales para cerámica.

Hoy Alfredo se desempeña como técnico de materiales y equipos para la cerámica, encargándose del buen desarrollo de los procesos técnicos.

Su trabajo es fundamental para el día a día del taller. Su buen humor, humanidad y profunda sensibilidad también.

Alfredo Zambrano